viernes, 8 de julio de 2011

Extracción

Al igual que Dexter Morgan, llevo una voz dentro de mí. No es un oscuro pasajero, no, pero se toma la libertad de aconsejarme, de susurrarme palabras que muchas veces no me gustaría tener que escuchar.

A veces siento que lucho contra ella.

No le hago caso siempre, ¿acaso debería? Me suele hablar cuando me siento incomprendida, sola ante el peligro, cuando no sé cómo actuar. Pero sé que si le hago caso, las cosas no me irían del todo bien.

No sé cómo definiría a "las cosas" en el momento actual, pero creo que encajan, que se ajustan al código. Y eso lo hace fácil.

Cuando echo la vista atrás, me pregunto cómo habría sido mi vida de seguir sus consejos con los ojos cerrados. Mis decisiones no han sido siempre acertadas, de hecho, más de una vez la he cagado pero bien. Otras no tanto, pero quizás un poquito de reflexión previa me habrían sido de gran ayuda. Otras tantas, han sido lo mejor que he hecho en la vida.

Pensándolo bien, creo que me gusta esa voz. Me gusta tener una segunda opinión. No siempre me gusta que difiera de la mía, porque no hace más que complicarlo todo. Pero creo que mi verdadero yo no ha salido todavía.

No sé cuáles son los motivos que me llevan a dejarlo dentro de mí, a esconderlo del mundo. Puede que el miedo. Puede que en el fondo no sea tan valiente como pueda aparentar, ni tan fuerte, sino cobarde y débil, escondida bajo una coraza. Creo que ni yo misma lo sé con certeza.

Igual debería preguntárselo a mi oscuro pasajero, el tendrá la respuesta.

1 comentario:

  1. Todos tenemos uno, yo también me emparanoyé cuando veia Dexter xD

    ResponderEliminar